Logotipo del Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria Logotipo del Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria

Acceso para colegiados

Inicio > Fisiogaceta > Día Nacional de la fibrosis quística

Flecha Publicado el 25 de Abril de 2018
    En el Día Nacional de la Fibrosis Quística, que este año se celebra el día 25 de abril, el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE), quiere unirse a la Federación Española de Fibrosis Quística y apoyar sus reivindicaciones, en favor de que los enfermos reciban tratamientos de última generación, que podrían mejorar su calidad de vida.

    La Fibrosis quística es una enfermedad crónica, hereditaria y grave, que afecta fundamentalmente a los pulmones y al sistema digestivo y que hoy en día no tiene curación. El diagnóstico precoz es fundamental para alargar la esperanza de vida y mejorar la calidad de la misma, mediante unos cuidados apropiados.

    Según los datos de la FEFQ, esta enfermedad se produce en uno de cada 5.000 nacimientos y una de cada 35 personas son portadoras sanas de la misma. La enfermedad se desarrolla únicamente cuando se hereda el gen defectuoso por parte de ambos progenitores.

    El tratamiento de esta enfermedad grave se fundamenta en una nutrición apropiada, en la utilización de medicamentos para luchar contra las infecciones respiratorias y realizar terapias físicas como la fisioterapia respiratoria, ejercicios de fortalecimiento de la musculatura del tórax y la práctica de ejercicio físico apropiado, por lo que la intervención de los fisioterapeutas es fundamental para contribuir a una apropiada calidad de vida para los pacientes.

    En el caso de la fisioterapia respiratoria, ofrece beneficios como la mejora de la ventilación pulmonar, la ayuda para drenar y expulsar las secreciones y la prevención de infecciones. Asimismo, la realización de ejercicios adecuados en función del estado del paciente, son fundamentales para su estado físico.

    El CGCFE quiere apoyar la petición de la FEFQ en favor del derecho de los pacientes a recibir tratamientos apropiados que pueden alargar y mejorar su calidad de vida, como el caso de medicamentos específicos, que aún no han sido incluidos en la financiación pública por parte del Ministerio de Sanidad, por lo que los afectados por esta enfermedad tienen que acudir a tratamientos paliativos y a tener que someterse a un trasplante pulmonar en los casos más avanzados.

    Los fisioterapeutas, como profesionales sanitarios, apoyan todas aquellas iniciativas destinadas a la mejorar las condiciones de vida de los pacientes, puesto que su bienestar debe ser la primera prioridad del sistema de salud.

    Volver a la Fisiogaceta