Logotipo del Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria Logotipo del Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Cantabria

Acceso para colegiados

Inicio > Fisiogaceta > El profesor titular de Derecho Administrativo analiza en una charla organizada por Unión Profesional de Cantabria (UPC) el proceso de reforma de la legislación sobre colegios profesionales

Flecha Publicado el 14 de Junio de 2017

    Luis Calvo Sánchez aboga por reforzar la colegiación obligatoria para garantizar el control del ejercicio profesional

    El profesor titular de Derecho Administrativo Luis Calvo Sánchez ha defendido mantener y reforzar la colegiación obligatoria para garantizar el control del ejercicio profesional, al tiempo que ha abogado por una nueva legislación de nueva planta para los colegios profesionales.

    Se trataría de reconducir “algunos supuestos” de colegiación obligatoria, pero manteniéndola, a la vez que propone descartar el régimen alternativo sustitutivo, que, según plantea el anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales de 2014, es el de la colegiación voluntaria.

    Luis Calvo Sánchez ha hecho estas afirmaciones en la charla “Ante el proceso de reforma de la legislación sobre colegios profesionales” que ha ofrecido este miércoles en la Fundación Caja Cantabria (Casyc) y que ha organizado Unión Profesional Cantabria (UPC), asociación que agrupa a 25 colegios y a cerca de 17.000 profesionales en la comunidad autónoma.

    Calvo Sánchez ha considerado que la línea institucional de este anteproyecto de ley, cuya tramitación actualmente está paralizada, “no es positiva ni correcta” y “no tiene sentido”, por lo que, en su opinión, sería “mucho más interesante y práctico” montar un sistema voluntario de asociaciones profesionales, pero no de colegios voluntarios.

    Desde su punto de vista, la colegiación obligatoria posibilita que el profesional que está sujeto a ella sea “controlable” por su corporación y, aunque “puede haber deficiencias”, hay un control y “una posibilidad” de ejercerlo.

    Mientras que en el caso de una corporación voluntaria, el que no decide incorporarse, porque “no quiere ser controlado”, queda fuera de esa tutela que debe realizar el colegio profesional, lo que lleva a que las malas prácticas y “cualquier tipo de tropelía o intervención profesional que no es de recibo” no puedan ser atajadas desde la propia entidad colegial.

    A ello ha añadido que la Administración no ha previsto un sistema alternativo para “perseguir” esa conducta, más allá de la legislación existente en materia de consumo.

    “No me gusta el modelo de los colegios voluntarios. Creo que es un error”, ha apuntado.

    Para este profesor titular de Derecho Administrativo, la no tramitación del anteproyecto de 2014 genera, sobre todo, “incertidumbre”, porque “hay interpretaciones” de algunas administraciones que consideran que en determinadas profesiones “ya no hay obligación” de colegiarse y, bajo su criterio, “esa es una lectura errónea y sesgada” de la ley.

    En definitiva, Luis Calvo Sánchez ha considerado que la normativa es “claramente” una apuesta por la “no imposición de controles”, por dar “una libertad de actuación” a los profesionales y, por tanto, por “no tener ningún tipo de barreras ni de límites”.

    También se ha referido a que, en países como Francia, Alemania o Italia, la colegiación es obligatoria y que en España ha habido “una excesiva proliferación” al constituirse “más colegios de los que debería”.

    Es por lo que ha defendido no crear colegios voluntarios, sino adecuar la planta, revisarla y depurar aquellos que no debían tener colegiación obligatoria, pero “desde luego”, ha dicho, “no con los criterios tan restrictivos y, sobre todo, con la óptica estrictamente económica que persigue el anteproyecto”.

    La conferencia impartida por Luis Calvo Sánchez forma parte de las actividades que Unión Profesional de Cantabria ha puesto en marcha para poner en valor la cultura y los valores profesionales y las actividades colegiadas y que continuarán el próximo 28 de junio con una charla sobre el futuro de las profesiones.

    El objetivo de estas acciones es “abrir el debate” en torno a los colegios profesionales, su actividad y función en la sociedad y a los servicios “fundamentales” que prestan a los ciudadanos.

    Volver a la Fisiogaceta